AL MUNDO EN MOTO

COMING SOON almundoenmoto...


No estás conectado. Conéctate o registrate

EL ZEN Y EL ARTE DEL MANTENIMIENTO DE LA MOTOCICLETA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Payador

avatar
STAFF
STAFF
"EL ZEN Y EL ARTE..." Es un clásico de la literatura motociclística.. está en castellano pero nunca lo pude conseguir. Tal vez alguno con mas conocimiento que yo en internet encuentre como bajarlo. Apenas encontré un fragmento en PDF que les comparto aquí. La semana que viene cuando el foro me autorice a colgar enlaces lo paso... pero igual poniendo el nombre en google... San Google te lo soluciona.
El autor se llama Robert Pirsig, y en wilquipedia te cuentan quién es y la historia del libro.


Sin quitar la mano del manillar izquierdo de la moto, puedo
ver en mi reloj que son las ocho y media de la mañana.
El viento, aun yendo a cien kilómetros por hora, es tibio y
húmedo.
Si a esta hora es tan cálido y pegajoso, me pregunto cómo
será por la tarde.
En el viento hay acres olores de las ciénagas junto al camino.
Estamos en un área de Central Plains repleta de miles
de pantanos para la caza de patos, que se extienden hacia el
noroeste desde Minneapolis hasta los montes de Dakota. Ésta
es una vieja carretera de hormigón de dos pistas que no ha tenido
mucho tráfico desde que, hace ya varios años, se construyó
otra de cuatro pistas paralela a ella. Cuando pasamos alguna
marisma de pronto el aire se hace más fresco. Luego, cuando
la sobrepasamos, vuelve a calentarse de repente.
Me siento feliz de estar recorriendo una vez más esta región.
Es una especie de «ninguna parte», famosa por nada que
no sea justamente eso. La tensión desaparece cuando se va por
estos caminos. Damos tumbos a lo largo del machacado asfalto
entre totoras y trechos de vegas y luego más totorales y vegetación
de pantanos. Aquí y allá hay un trecho de agua, y si miras
bien puedes ver patos silvestres al borde de los totorales. Y
tórtolas… Allí hay un tordo alirrojo.
Golpeo la rodilla de Chris y se lo señalo.
—¡¿Qué!? —grita.
—¡Un tordo!
Dice algo que no oigo.
Agarra la parte de atrás de mi casco y aúlla: «¡He visto
montones de esos, papá!».
16
—¡Ah! —vuelvo a gritar. Después asiento con la cabeza. A
los once años a uno no le impresionan demasiado los tordos
alirrojos.
Para eso tienes que madurar. Para mí todo está mezclado
con recuerdos que él no tiene. Como las frías mañanas de hace
muchos años, cuando el pasto de los pantanos se había marchitado
y las cañas se batían con el viento del nordeste. El olor
acre provenía entonces del barro batido por las botas altas,
mientras nos apostábamos
esperando que apareciera el sol
y comenzara la temporada de la caza de patos. O los inviernos,
cuando los pantanos estaban congelados y muertos y yo podía
caminar a través del hielo y la nieve, entre la muerta vegetación,
y no ver otra cosa que cielos grises,
cosas muertas y
frío. Los tordos ya habían emigrado. Pero ahora
en julio están
de regreso y todo está lleno de vida. Cada metro de estos pantanos
está vibrando, chirriando, zumbando y trinando, una comunidad
de millones de cosas vivas viviendo en una especie
de benévolo continuo.
Cuando vas de vacaciones en moto ves las cosas de forma
totalmente diferente. En un coche siempre estás dentro de un
habitáculo y, por estar acostumbrado a eso, no te das cuenta de
que a través de la ventanilla todo lo que ves es sólo una extensión
de la televisión. Eres un observador pasivo y todo se mueve
lentamente a tu lado, como en un marco.
En una moto el marco desaparece. Estás en completo contacto
con todo. Estás dentro de la escena, no tan sólo contemplándola,
y la sensación de presencia es abrumadora. Ese
hormigón que pasa zumbando a diez centímetros de tus pies es
lo real, el material sobre el que caminas está allí mismo, tan
borroso que no puedes enfocarlo, sin embargo en cualquier momento
puedes bajar el pie y tocarlo, y todo el asunto, la experiencia
total, permanece siempre en tu conciencia inmediata.
Chris y yo viajamos a Montana con unos amigos que se
han adelantado, y tal vez vayamos más lejos aún. Los planes son
deliberadamente imprecisos, más por el hecho de viajar que
para llegar a alguna parte. Sólo estamos de vacaciones.
[img][/img]

Ver perfil de usuario http://www.pablosolo-payador.blogspot.com
Muy bueno cuando hace la comparacion entre viajar en auto y en moto.Un amigo lo definia como que cuando viajas en moto te sentis parte del paisaje. Si hay que conseguir el resto paya

Ver perfil de usuario
Muy bueno paya como dijo neburrrr..es espectacular

Ver perfil de usuario

kurt lain 001

avatar
MODERADOR
MODERADOR
es así tal cual, esas sensación solo la conoce el que viaja en moto y es parte de la naturaleza, mucha gente que viaja enlatada no conoce esa sensación y muchas veces te mira como un loco en moto jajajaja, abrazos y muy bueno.

Ver perfil de usuario
Cuando vas de vacaciones en moto ves las cosas de forma
totalmente diferente. En un coche siempre estás dentro de un
habitáculo y, por estar acostumbrado a eso, no te das cuenta de
que a través de la ventanilla todo lo que ves es sólo una extensión
de la televisión. Eres un observador pasivo y todo se mueve
lentamente a tu lado, como en un marco.
En una moto el marco desaparece. Estás en completo contacto
con todo. Estás dentro de la escena, no tan sólo contemplándola,
y la sensación de presencia es abrumadora. Ese
hormigón que pasa zumbando a diez centímetros de tus pies es
lo real, el material sobre el que caminas está allí mismo, tan
borroso que no puedes enfocarlo, sin embargo en cualquier momento
puedes bajar el pie y tocarlo, y todo el asunto, la experiencia
total, permanece siempre en tu conciencia inmediata.

esa te marca. muy bueno !!!

Ver perfil de usuario http://almundoenmoto.foroargentina.net/
Payador escribió:"EL ZEN Y EL ARTE..." Es un clásico de la literatura motociclística.. está en castellano pero nunca lo pude conseguir. Tal vez alguno con mas conocimiento que yo en internet encuentre como bajarlo. Apenas encontré un fragmento en PDF que les comparto aquí. La semana que viene cuando el foro me autorice a colgar enlaces lo paso... pero igual poniendo el nombre en google... San Google te lo soluciona.
El autor se llama Robert Pirsig, y en wilquipedia te cuentan quién es y la historia del libro.






" />


Paya, la versión en castellano no está disponible en internet, he encontrado por ahí la en inglés solamente, yo tengo la versión en papel, pero realmente la traducción no es muy buena, se ve que el traductor no conoce nada de motos y menos aún de motores Very Happy. La gente que compra el libro pensando que se trata de algo relacionado con las motos se lleva un chasco importante porque, a pesar del título, en un libro de mas de trescientas cincuenta páginas debe haber solo veinte o treinta donde la historia se relaciona con la moto, o la experiencia de andar en moto. En realidad es una novela-ensayo que habla de otros temas, mas relacionados con la filosofía y la ética, no es mala novela y no deja de ser llevadera para leer, pero como en internet se encuentran siempre las partes relacionadas con la moto, la gente se lleva a engaño.

Saludos cordiales...



juan

Ver perfil de usuario

Payador

avatar
STAFF
STAFF
Hola Juan. Algo de eso sabia.. aunque creí que no dejaba nunca de relacionar la vida y el viaje. La verdad me interesan bastante los libros de... por llamarlos de alguna manera FILOSOFIA DEL VIAJAR. Estoy en La Plata hasta mañana. Estaría lindo fotocopiar lo. Pero hay que dar con el tiempo para ello... Bueno gracias por el dato. Y Bienvenido!

Ver perfil de usuario http://www.pablosolo-payador.blogspot.com
Payador escribió:Hola Juan.  Algo de eso sabia..  aunque creí que no dejaba nunca de relacionar la vida y el viaje.  La verdad me interesan bastante los libros de...  por llamarlos de alguna manera FILOSOFIA DEL VIAJAR.  Estoy en La Plata hasta mañana.  Estaría lindo fotocopiar lo.  Pero hay que dar con el tiempo para ello... Bueno gracias por el dato.  Y Bienvenido!


No hay problema Paya, pero es un choclo enorme de fotocopias, igual las hojas del libro mío ya están tan amarillas que va a ser mejor leer las fotocopias Very Happy. Cuando quieras coordinamos para hacer las fotocopias, tenés mi teléfono.


Saludos cordiales...


juan

Ver perfil de usuario

gdp

avatar
MODERADOR
MODERADOR
Me trae recuerdos muy frescos.
HAce poco tuve la suerte de poder ir a Tandil, con mi hija en moto, entonces yo le marcaba a mi hija, un aguilucho, x ejemplo, y ella poca bola, jajja
O al reves, a l mirar los fardos armados de pasto, sorprendida x esos rollos gigantes. me hacia seña, y claro, yo disminuia la velocidad para poder escucharnos, y terminabamos viajando a 50 km/h , jajaj

Saludos y gracias x compartir !!!!

Gerardo

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.