AL MUNDO EN MOTO

COMING SOON almundoenmoto...


No estás conectado. Conéctate o registrate

Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia.

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 5.]

51 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Dom Mayo 15, 2016 10:34 pm

kurt lain 001 escribió:La Caligorda hermosa como siempre !!!!
que lindos caminos, se los veía flojito el piso, lindo para andar con esa moto jajajaja
muy bueno juan te seguimos a full !!!


Bueno Kurt, cada uno viaja con lo que puede, pensé en llevar un trailer con una XR 250 enganchado a la Guzzi, pero el consumo se me iba muy arriba Very Happy.


          Saludos cordiales...


              juan

Ver perfil de usuario

52 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Dom Mayo 15, 2016 10:46 pm

Hache

avatar
STAFF
STAFF
juanguzzi escribió:
Hache escribió:Que lindos lugares Juan...... muy bueno el relato y las fotelis...lo sigo a full..Gracias por compartir.

Slds: H afro

PD: MENCION ESPECIAL A LA MANERA DE CARGAR LA MOTO...!!


MI norma para el equipaje es: "Cargar solo lo mínimo imprescindible y antes de salir sacar la mitad de lo que habías cargado", igual en un viaje largo de dos personas no hay moto que te alcance Very Happy.


           Saludos cordiales....


                           juan

Pienso lo mismo Juan...la experiencia despues de tanto viajar te hace llevar lo mìnimo indispensable y despues hay cosas que no usas y molestan todo el viaje...jajajaja

Slds: H afro

Ver perfil de usuario



 

       Continúo la historia.



 Treinta kilómetros después, llegando a El Volcán salió el sol y como en ese tramo subís como 1000 metros, la Guzzi empezó a notar los efectos de la altitud así que paramos a la entrada del pueblito y mientras yo les bajaba las agujas a los carburadores, Moni se fué a mirar unos puestos donde vendían artesanías locales.


 


 

     Un par de fotos del pueblito de El Volcán.


Solucionado el tema de la carburancia seguimos treinta kilómetros mas, hasta el desvío a la Ruta 52, que va al Paso de Jama, para ir a Purmamarca, donde pensábamos parar en un camping donde habíamos estado hace cinco años.  En el videíto se ven los cinco kilómetros desde la Ruta 9 hasta la entrada a Purmamarca, no vale mucho, pero en algunas partes se ve el Cerro Siete Colores al fondo.



                                            

   

                 



 Cuando entramos a Purmamarca nos llevamos un chasco de aquellos, en cinco años se ha convertido en un destino para el turismo de "Alta Camioneta" y perdió el encanto de pueblito chico que tanto nos gustó en 2007, está todo tan "producido" que parece hecho de plástico, tanto es así que no saqué ni una foto para que me quede el recuerdo de como era la vez anterior que estuvimos.
 Como era cerca del medidía nos metimos a comer algo livianito en un comedor "local", pedimos arroz con pollo y una cerveza y decidimos seguir viaje hasta Humahuaca.

 Algunas fotos de Purmamarca en 2007.
 



























 La responsable de las fotos.


Cuando salíamos del comedor justo llegaban unos muchachos con dos BMW y una Kawasaki nuevitas, que iban para el Paso de Jama, charlamos un ratito, nos deseamos buena ruta y se quedaron impresionados con el "ruido a moto" de la Guzzi.  Cuando salíamos a la ruta vimos a los pibes que se iban a Mexico haciendo dedo y paramos a saludarlos y desearles que los levanten rápido. Hicimos los cinco kilómetros de regreso y tomamos la Ruta 9 hacia el norte.





La Ruta 9, tambien llamada Panamericana, en este tramo corre a lo largo de la Quebrada de Humahuaca, paralela al Rio Grande, que cada tanto se desborda y se la lleva puesta.





Cementerio del Pueblito de Maimará, visto desde la ruta.

Llegamos a Humahuaca y fuimos al camping donde habíamos parado hace cinco años, pero estaba cerrado.  Dimos una vuelta por Humahuaca buscando alojamiento y pasamos por la peña de Ricardo Vilca, estaba cerrada y nos dió pena que no hubiera una placa recordatoria o algo así en la puerta, en el año 2007 habíamos estado con él, charlando de sus queridas Gileras que aún conservaba y escuchándolo cantar sus canciones.  Al final encontramos un hostel y descargamos la Guzzi, tomamos unos mates y salimos a dar otra vuelta por el pueblo.





La calle del mercado, al fondo la iglesia con el reloj famoso.





La avenida de entrada, que era la antigua Ruta 9.













 Callecitas de Humahuaca.


Humahuaca no ha sufrido tanto la transformación de silicona y botox de Purmamarca por suerte. Después fuimos a un cibercafé a bajar las fotos de las cámaras y buscamos un lugar para comer.  La chica del restaurante nos contó que después de la muerte de Vilca, los hijos se fueron a estudiar a Jujuy y quedó la señora sola, y que la peña solo la abrían durante la temporada turística, Humahuaca y la música han perdido a un grande, una pena.
A la mañana siguiente pensabamos arrancar para Iruya y yo sabía que el viaje, en un catafalco pesado y cargado como el nuestro por esos caminos, iba a ser largo, así que nos fuimos a dormir temprano.


     Continuará...    


Ver perfil de usuario


  Sigo con la historieta.


 En el año 2007 cuando estuvimos en la Peña de Ricardo Vilca habíamos visto un documental sobre Iruya y la gente de la zafra del azúcar, lo que nos dejó picando el bichito de ir a conocer, el documental es éste que les pego acá, vale la pena verlo y la música es compuesta por Vilca.


                                                   

 


             
 Nos habían dicho que el camino para llegar era bastante complicado y fuimos a la terminal de ómnibus a ver si se podía ir en colectivo, nos dijeron que el volcán se había llevado el camino y que el colectivo no podía pasar así que desistimos, en Jujuy le dicen volcán a los aludes de tierra y piedras que producen a veces las lluvias.

 Nos levantamos temprano, tomamos unos mates y fuimos a cargar nafta a la YPF de la avenida.  De Humahuaca a Iruya hay mas o menos 75 Km, 25 por la Ruta 9 y 50 por el camino de tierra, pero yo ya había aprendido que en el norte no se piensa en kilómetros, como en la Pampa Húmeda, sinó en "horas", los 50 kilómetros desde la Ruta 9 hasta Iruya fueron tres horas mas o menos.
 En casi todo el camino el ripio era bastante grueso y había lo que se llama "serrucho", que te afloja las muelas y te desarma la moto, por eso muchas de las fotos están borrosas.





 Es increíble lo verde que estaba la Puna este año, en 2007 estaba mucho mas seca y amarillenta.





 A medida que vas subiendo te vas dando cuenta de la inmensidad del paisaje (y de tu propia e infinita insignificancia).





 Al rato llegamos al pueblito de Iturbe.

 Pasando el pueblito había un vado que se veía un poco profundo, por suerte había una pasarela peatonal, así que le dije a Moni que cruzara caminando así no se mojaba los pantalones, de paso hizo el videito de la "Guzzi Off Road Extreme Adventure Limited Edition".



                               

 


         



 Después del vado el camino se puso muy áspero y empinado, tanto que casi nos caemos, hicimos como cuatrocientos metros en subida y el camino se puso muy angosto y se metió entre unas casas, que parecían vacías, ahí me di cuenta de que nos habíamos equivocado.   Paré la moto y Moni iba a ir a una de las casas a preguntar, cuando apareció un hombre que venía caminando y le preguntamos, nos explicó por donde bajar al camino principal, saludó y se fué.







 Encontramos el camino principal y seguimos subiendo, hasta llegar al punto mas alto, que es el límite con la provincia de Salta a 4000 metros sobre el nivel del mar.





 Antes de cruzar a Salta pasamos por otro pueblito (tres casas) que se llama Chaupi Rodeo, podrá faltar de todo, pero nunca falta la iglesia, la gente del norte es muy religiosa.








 Seguimos subiendo.







  Desde el límite con Salta hasta Iruya es casi todo en bajada, ahí arriba el viento era muy fuerte, yo sentía que la moto se movía y pensé que había pinchado la goma trasera, pero era el viento que nos sacudía.





 Desde aquí son ventiun kilómetros en bajada, reteniendo con el motor y en algunas partes con los frenos también.










 Moni grabó algunos videitos, pero no se dió cuenta de que la cámara estaba con el zoom estirado y salieron demasiado movidos, el único que mas o menos se puede mirar es éste.





   



 En las partes donde no tapa todo el ruido del viento se escuchan los engranajes de la distribución de la pobre Guzzi.




 Viendo estos paisajes te das cuenta de cual es el origen de la mística de la Pacha Mama.





 Bajando hacia el Rio Iruya.








 El Río Iruya.





 Los burritos nos miran pasar.








 A medida que nos acercamos a Iruya, el paisaje se vuelve mas alucinante











 Los últimos kilómetros.





 El último vado.





 Y llegamos a Iruya.

 En nuestro primer viaje al norte en 2007, habíamos querido ir, porque que nos habían dicho que era un lugar increíble, pero el camino se había derrumbado y no se podía pasar, así que seguimos hacia el norte pensando en volver alguna vez, tardamos cinco años pero volvimos.


    Continuará...

Ver perfil de usuario

Hache

avatar
STAFF
STAFF
IM-PRE-SIO-NAN-TE.. el videito de la bajada me hizo acordar a la subida del Abra de Acay, yendo desde San Antonio de los Cobres por la 40....y es como vos lo relatàs, mucho freno y caja.... Que paisajes Juan... muy lindas fotos y muy bien el relato......bounce  Dale que te sigo..!!

Slds: H afro

PD: el video mas largo lo dejo para mañana. ja

Ver perfil de usuario

56 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Sáb Mayo 21, 2016 5:41 pm

kurt lain 001

avatar
MODERADOR
MODERADOR
Que lindo Juan !!!!
Que ganas de ir por esos lugares del Norte, Pumamarca, el salar, Iruya, etc, que linda nuestra Argentina por dios !!!!

Gracias por hacernos viajar !!!

Ver perfil de usuario
Por algún misterio de la tecnología digital no me anda la multi-citación, muchas gracias por los comentarios muchachos.





Continúo con mis cuitas.


  Entramos a Iruya justo a la hora que salen los chicos de la escuela y a las tres cuadras me dí cuenta de que no podíamos andar en la moto por esas calles, demasiado angostas, empinadísimas y con un empedrado muy desparejo, además casi no hay veredas ni autos y como todos van caminando el mastodonte cargado quedaba desubicado como caballo en la azotea.  Me costaba horrores doblar cada esquina sin caerme y aplastar alguna persona, así que dejamos la moto en la plaza, que era el único lugar mas o menos horizontal y fuimos a buscar un lugar donde comer algo porque estábamos con hambre.











La placita del centro mas antíguo, del otro lado del río está la otra "mitad" del pueblito que es un poco mas nuevo.



Encontramos un comedor que estaba frente a la escuela y me fuí a buscar la moto porque tenía miedo de que algún pibito la tocara y se le cayera encima.





Domando el rinoceronte apunado por las callecitas de Iruya.





Traje la moto y conseguí pararla sobre la muleta (haciendo equilibrio sobre una piedrita y con la caja en primera) frente al comedor donde paramos, al menos si se caía ibamos a escuchar el ruido, los pibes del norte son bastante mas juiciosos que el promedio, así que no pasó nada.
 

Después de comer fuimos caminando a buscar un lugar para alojarnos que tuviera un lugar mas o menos horizontal donde dejar la moto.   Encontramos un hostel a cuatro cuadras, pero eran cuadras que subían a 45 grados mas o menos, la pobre Guzzi apunadísima subía en primera. Donde guardamos la moto había un Honda Transalp de un pibe de Córdoba que se cayó haciendo trekking y lo tuvieron que llevar al hospital a Jujuy. Después dicen que las motos son peligrosas.  








La callecita del hotel, como pueden apreciar, con ese empedrado y cuarenta libras en las ruedas, manejar la Guzzi cargada se pone muy entretenido.





La vista desde nuestra habitación era impresionante, descargamos la Guzzi y la metimos en la cochera para no sacarla hasta irnos de Iruya.


 Después de instalarnos en el hotelito salimos a caminar un poco, las calles son muy empinadas así que nos quedábamos sin aire en pocas cuadras (bah, en una cuadra).  A la hora de la siesta hay muy poca gente en la calle y práctcamente no pasan autos, es un lugar increible.














La placita del "centro".





Callecitas de tres metros de ancho.










Por esa veredita van los chicos a la escuela, el "mundo a prueba de imbéciles" todavía no los ha alcanzado.





























Empieza a caer la tarde y a refrescar.





A medida que cae el sol los colores van cambiando y el paisaje se vuelve cada vez mas alucinante.

 Empezó a hacer frío así que nos volvimos al hotelito a tomar unos mates, después, a eso de las ocho, fuimos a comer a un comedor cerca de donde habíamos comido a mediodía, este comedor era de los típicos del norte, un salón con mesas y en una pared hay una ventanita que comunica con la cocina.  Vas a la ventana, preguntás qué hay de comer, y cuando está la comida la señora te avisa y la vas a buscar, la bebida te la servís vos mismo de una heladera.
 Después de quedar pipones y tomarnos un par de "Norte", nos volvimos por las callecitas silenciosas a dormir al hotel, lo único que se escucha es el "buenas noches" de la poca gente te cruzás y el chistido de alguna lechuza.

        Continuará...  


Ver perfil de usuario

58 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Miér Mayo 25, 2016 10:28 pm

Hache

avatar
STAFF
STAFF
La verdad..??What a Face Nunca habia visto Iruyà hasta hoy que vi estas fotos..... Me encanta ese lugar...!! alien Gracias por compartir este viaje por acà Juan....la verdad, no tiene desperdicios...

Slds: H afro

Ver perfil de usuario
Hache escribió:La verdad..??What a Face Nunca habia visto Iruyà hasta hoy que vi estas fotos..... Me encanta ese lugar...!! alien

Slds: H afro


Iruya te vuela la cabeza y dicen que el pueblito de al lado, San Isidro, es mas increible aún, pero hay que ir caminando y no pudimos ir, igual hay que apurarse a ir, antes que los "emprendedores turísticos" se adueñen del lugar también.


Saludos cordiales...


juan

Ver perfil de usuario

60 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Jue Mayo 26, 2016 10:17 pm

Hola!
Estoy disfrutando mucho con este relato, Juan, tan bien escrito y sazonado con un humor sutil que aprecio.
A lo largo de los años nosotros hemos andado mucho en nuestro MH por todos los lugares que mencionás, sin embargo tienen un encanto tan especial por el medio de transporte que usaron ustedes.
Realmente me saco el sombrero por encarar ese viaje de a dos, en esa moto, y mayormente en carpa.
Saludos,
GUIDO

Ver perfil de usuario
luckner escribió:Hola!
Estoy disfrutando mucho con este relato, Juan, tan bien escrito y sazonado con un humor sutil que aprecio.
A lo largo de los años nosotros hemos andado mucho en nuestro MH por todos los lugares que mencionás, sin embargo tienen un encanto tan especial por el medio de transporte que usaron ustedes.
Realmente me saco el sombrero por encarar ese viaje de a dos, en esa moto, y mayormente en carpa.
Saludos,
GUIDO


Me alegra que no te aburras con mis historias Guido. Es cierto, la moto te "coloca" en el paisaje, en el auto lo mirás nomás, la carpa cuando uno va al noroeste medio que la lleva por costumbre, porque realmente no hay demasiados campings y si no te gusta acampar "en medio de la nada" terminás alojándote en hotelitos o lugares así, en Bolivia por ejemplo nunca vimos un camping, salvo una vez en 2007 cerca de La Higuera.


Saludos cordiales...


juan

Ver perfil de usuario

62 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Vie Mayo 27, 2016 10:53 pm

Un lujo tus posteos Juan! Excelentes aportes para el foro.

Ver perfil de usuario http://goo.gl/qndE58

63 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Sáb Mayo 28, 2016 4:53 pm

Jorge09 escribió:Un lujo tus posteos Juan! Excelentes aportes para el foro.



Muy amable tu comentario Jorge, ahí pongo otro poco mas.

Saludos cordiales...

juan

Ver perfil de usuario

64 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Sáb Mayo 28, 2016 8:46 pm


Continúo la relatación.



A la mañana siguiente aprovechamos que había una pileta grande con un tendedero y lavamos la ropa sucia que habíamos acumulado todos esos días de lluvia.  Después nos fuimos a almorzar a el comedor de la noche anterior, este comedor tenía la particularidad de que había que subir por una escalera de metal muy empinada, pero la comida era muy buena.




La escalerita para subir al comedor, bajar después de comer era más difícil aún.

 Después de comer fuimos a recorrer un poco las calles de Iruya, creo que en vez de recorrer debería decirse "escalar".





 Creo que Moni consideró seriamente dejar de fumar.

 Subimos hasta el mirador, que es la parte mas alta del pueblo, desde ahí se ve todo el pueblito.





 El camino por donde llegamos a Iruya.





 La otra "mitad" del pueblito queda del otro lado del río, en primer plano la canchita, abajo a la derecha se ve la pasarela peatonal que cruza el río y une las dos "mitades.





 La mitad "izquierda".













 La parte mas alta, al fondo el cementerio.  Los colores de esas montañas son alucinantes.

 Después de bajar del mirador seguimos el caminito que pasa por la puerta del cementerio para ver hasta donde llegaba.





 El cementerio.




Pasando el cementerio seguía un caminito de cornisa medio derrumbado.





 Mientras íbamos por el caminito, que era un borde de medio metro de ancho en una cornisa, nos alcanzó un hombre que iba a trabajar al sembrado que se ve a la derecha.





 Moni caminando por la cornisa.




Mas montañas alucinantes.


 Llegó un momento en que el caminito se hizo demasiado angosto y empezó a correr viento fresco así que decidimos emprender el regreso al pueblo.






 Antes de que oscureciera fuimos a la casa de doña Palmira, la dueña del hotelito a pagarle la estadía y compramos algunas artesanías de lana de oveja y de llama, yo me compré un par de medias muy abrigadas y Moni se trajo una bolsa de cosas para la familia.  Cuando caía la tarde volvimos a nuestra habitación a tomar unos mates y preparar el equipaje para arrancar a la mañana siguiente hacia La Quiaca.








   Continuará...

Ver perfil de usuario


Continúo la historia.



 A la mañana sigiuiente, después de tomar unos mates, cargamos la Guzzi y arrancamos para La Quiaca, para no tentar la suerte decidí bajar sin Moni en el asiento de atrás las cuatro cuadras hasta la entrada del pueblito, los turistas, todos gringos, que pasaban, me sacaban fotos, no sé si por que les llamaba atención la moto o por mi cara de pánico.





Cuando llegué abajo, Moni me alcanzó, nos pusimos los cascos y arrancamos.  Al ratito llegamos al primer vado y el agua estaba bastante alta así que Moni se bajó para no mojarse los pantalones porque estaba fresco y yo crucé.  Mientras eperaba que Moni encontrara un lugar por donde cruzar sin mojarse mucho, vi que venía una moto del lado de Iruya, cruzó el vado y paró a saludar.   Era un hombre que habíamos visto en el cibercafé cuando bajábamos las fotos a un pen-drive y que después nos había saludado mientras comíamos el día anterior.   Era alemán y vivía en norteamérica, hablaba un poco de castellano y andaba en una KLR 600, cuando Moni cruzó el vado charlamos otro ratito y el tipo saludó y arrancó, yo esperé un par de minutos hasta que se asentara la tierra que levantó una camioneta que pasaba y también empecé el ascenso hasta el límite con Jujuy, a medida que subíamos lo veíamos al tipo, dos o tres curvas mas arriba, cuando llegamos al pueblito de Iturbe paramos para estirar las piernas, él siguió y lo perdimos de vista.





El pueblito de Iturbe.





Mientras Moni se fumaba un cigarrito, los pibitos de la escuela nos miraban de lejos.


 Cuando llegamos al cruce con la Ruta 9 lo encontramos al alemán parado, le preguntamos la hora y eran las once y media, habíamos tardado dos horas en hacer los 50 Km, una menos que a la ida.  Charlamos otro ratito, el tipo se quejaba de que la moto era demasiado alta y cargada se ponía difícil de manejar en caminos ásperos, me extrañó porque el tipo era alto y por la forma en que estaba equipada la moto y la moto que usaba, parecía tener experiencia.  
 Yo quería llegar a La Quiaca antes de que cerraran los comedores y faltaban 150 kilómetros, así que nos despedimos del alemán y arrancamos.
 No habíamos hecho ni veinte kilómetros cuando empezó a soplar un viento terrible, bien del oeste y helado, hicimos los ciento y pico de kilómetros que faltaban con la moto inclinada treinta grados a la izquierda, a lo último ibamos como a 150 km/h para llegar antes de que se nos congelaran las manos.  Llegamos y nos fuimos directamente a La Coyita, un restaurante cerca de la terminal de ómnibus, a almorzar, estábamos ateridos y creo que tardamos veinte minutos en dejar de temblar de frío.
 Ya comidos y calentitos arrancamos para Yavi a buscar alojamiento.  Yavi queda a 20 kilómetros de La Quiaca y es un pueblito que data de la época del virreynato y era una parada en el camino del Alto Perú hacia Buenos Aires. Ahí vivía el marqués que era el administrador del territorio en una casa enorme y lujosa que todavía está y ahora es un museo, cuenta la historia que el tipo era un poco pervertido parece, y para que el obispo le permitiera casarse con una heredera de once años de edad, construyó la iglesia que queda enfrente de la casa, la iglesiá tiene un altar gigante todo enchapado en oro que todavía se conserva, obviamente el altar y la iglesia lo construyeron los aborígenes, cobrando latigazos.








La avenida principal de Yavi.





La avenida que baja hacia el Río Yavi





La iglesia y en frente la casa del marqués pedófilo.





El altar dorado, tuve que sacarle fotos sin flash, porque no te dejan usarlo.





Encontramos un hostel muy lindo y barato, alquilamos una habitación y descargamos la Guzzi.

 El hostel estaba vacío, solo estaba el dueño con unos amigos suyos, bastante alegres, que nos convidaron un poco de la razón de su alegría, después fuimos a buscar algún comestible para la noche, porque creíamos que no iba a haber ningún lugar donde comer sin ir hasta La Quiaca.













En Yavi vive muy poca gente, pero todos tienen su perro.


 Cuando volvimos al hostel la gente había desaparecido, estaba fresco y había un poco de viento así que nos quedamos en la habitación, mas tarde comimos algo y nos fuimos a dormir.

 A la mañana siguiente nos fuimos a La Quiaca, Moni quería cruzar a Villazón, la ciudad boliviana de "enfrente", para comprar algunas artesanías y yo quería ver si conseguía una cámara fotográfica como la gente, para poder tirar la que llevaba en alguna alcantarilla.       Dejamos la Guzzi estacionada en la frontera y cruzamos a Bolivia a pié, para no tener que hacer todos los trámites de migración, nos caminamos toda la calle principal de Villazón y Moni se trajo una bolsa llena de artesanías de lana, yo no pude encontrar ninguna cámara que me gustara. Averiguamos que desde Bolivia no íbamos a poder mandar por encomienda las cosas que compró Moni y no podíamos llevarlas en la moto, así que volvimos a  La Quiaca y conseguimos una caja de cartón para poner eso, mas lo que Moni había comprado en Iruya.  Comimos algo en La Coyita, que todavía estaba abierto y nos volvimos para Yavi.   Aprovechando que todavía era temprano y no hacía frío salimos a dar una vuelta por el pueblito.





Tipicos habitantes del norte.





El antiguo molino, hay uno mas antiguo, que funcionaba con el agua del río.











Las populosas calles de Yavi.





El otro extremo de la avenida, no me acuerdo de cual prócer era la estatua.









Empezaba a caer el sol y a ponerse fresco así que nos volvimos a la habitación a preparar la encomienda para enviar a Buenos Aires antes de cruzar a Bolivia, antes de que se hiciera de noche me acordé de controlar el aceite de la Guzzi, desde Merlo en San Luis que no lo miraba, cuando estaba afuera apareció el dueño del hostel y le pregunté si no habría algún lugar abierto donde cenar, había y me indicó dónde.   Después fuimos, eran dos cuadras y cenamos con un par de cervezas Norte, cuando volvimos a la habitación hacía un frío bárbaro, empecé a preguntarme si no tendríamos que haber empezado el viaje unas semanas antes.  

   


         Continuará...

Ver perfil de usuario

kurt lain 001

avatar
MODERADOR
MODERADOR
Juan creo que ya te dijimos de todo, pero insisto, es muy lindo lo que posteastes, los relatos y las fotos, esto nos hace viajar, gracias !!!!

pig pig

Ver perfil de usuario

67 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Miér Jun 01, 2016 9:09 pm

kurt lain 001 escribió:Juan creo que ya te dijimos de todo, pero insisto, es muy lindo lo que posteastes, los relatos y las fotos, esto nos hace viajar, gracias !!!!


Me alegra que te entretengas con mis posts Kurt, pero si nadie dijera nada al respecto uno tendría que pensar que nadie los mira  <img src=


  Saludos cordiales...


                       juan

Ver perfil de usuario

68 Re: Un viaje al norte argentino y sur de Bolivia. el Miér Jun 01, 2016 11:16 pm

kurt lain 001

avatar
MODERADOR
MODERADOR
Quédate tranquilo que lo miran, aparte lo bueno de esto es que queda todo en este gran libro y de apoco lo van a ir viendo cada vez mas personas y muchas seguramente planean un viaje así, al mirar tu post con todos los datos y fotos seguramente que dan muchas ganas de salir lo antes posible jajajaja
Nuevamente gracias Juan por este hermoso aporte al foro y sigamos viajando en moto !!!!

Laughing

Ver perfil de usuario
Yo lo leo, lo vuelvo a releer ,es un libro, no quiero que se termine nunca ,te felicito Juan Neutral

Ver perfil de usuario

gdp

avatar
MODERADOR
MODERADOR
Buenisimo !!!! Juan,

Muchas gracias por el laburo que te estas tomando, la verdad un lujo.

Los videitos los vere a la noche con un totin, de compañia, jaja


Saludo

Gerardo

Ver perfil de usuario
Hola!
Yo entiendo perfectamente lo que quiere decir Juan, ya que muchas veces me asaltan idénticos pensamientos. Cuando subo un informe me tomo mucho trabajo para que quede bien escrito, que sea medianamente interesante (no siempre lo logro pero la intención está), que tenga algunas fotos con subtítulo, etc., y no sería humano si en el subconsciente no esperara comentarios que reconozcan el esfuerzo invertido.
Muchas veces me ha pasado de cuestionarme si tiene sentido trabajar tanto, no solo en este foro que dentro de todo tiene un nivel humano superior al promedio.
Los foros modernos tienen un contador que va sumando la cantidad de visitas pero no da idea del grado de aceptación por parte del lector. Que tal incorporar una casilla de "me gusta" para tildar?
Pero no hay como un par de palabras amables para reconocer un trabajo como el que se ha tomado el amigo Juan!!!
Saludos,
GUIDO

Ver perfil de usuario
Muy amables su comentarios muchachos, como dice Guido, los comentarios son la justificación que uno tiene para hacer estas cosas, y si sirve para que mas gente salga a andar en moto, me parece mejor aún.


Saludos cordiales...


juan

Ver perfil de usuario


Continúo la continuación.

 

 A la mañana siguiente hacía bastante frío, mientras subía un poco el sol tomamos unos mates, cargamos la Guzzi y arriba de todo pusimos la caja para despachar en la terminal de ómnibus de La Quiaca.   Era domingo y la terminal estaba bastante tranquila, mientras Moni despachaba la encomienda yo me quedé arriba de la moto charlando con un hombre que se acercó a mirarla, en el norte hay pocas motos y las grandes llaman la atención.
 Al rato volvió Moni y arrancamos para la frontera, previo llenar el tanque de nafta, la última buena por muchos kilómetros porque la nafta boliviana, si bien es mejor que la uruguaya o la brasilera, no es como la nuestra.   Cuando llegamos a la oficina de migraciones de Bolivia, había adelante de nosotros un grupo de cuatro o cinco tipos en BMW de las  grandes con un gigantesco motorhome de apoyo, resulta que los tipos querían pasar adentro del motorhome unas motos de cross que no tenían papeles de circulación, decían que las iban a usar en el salar de Uyuni nada mas y que entónces no necesitaban papeles, el hombre de la aduana no los quería dejar pasar y se pusieron prepotentes.  Esto hizo que el hombre se enojara aún mas, hasta que los tipos tocaron a alguno mas arriba (se ve que no carecían de dinero) y lo puentearon al hombre de la aduana.  El resultado fué que estuvimos dos horas esperando y sintiendo verguenza ajena, para un trámite que, normalmente tarda quince minutos.
 Paramos en la calle principal de Villazón y cambiamos un poco de plata Argentina por boliviana, como el día anterior nos habíamos caminado todo, no daba para recorrer mucho mas, cruzamos el pueblo y después de parar en la primera "tranca" salimos a la ruta. En Bolivia, por las rutas principales, cada cien y tantos kilómetros tenés una "tranca" o peaje con control policial, supongo resabio de alguna de las dictaduras militares, donde te preguntan dónde vas y te cobran algunas el peaje, las motos no pagan, pero a veces los tipos se aprovechan de que los turistas no saben y te sacan unas monedas, como es tan poca plata no te preocupás en discutir, además, si bién los policías de esa parte de Bolivia no son coimeros como los nuestros, realmente son tan malos como parecen, no hay que darles motivo de enojo.
 La ruta estaba impecable, recién pavimentada y en algunas partes todavía sin marcar, esta ruta la habíamos recorrido en 2007, cuando era de tierra/piedra/ripio/barro/arena y tardamos cuatro horas en llegar a Tupiza, que son 80 kilómetros mas o menos, ahora llegamos en cuarenta minutos.





La ruta nueva, a la derecha se ve el camino que hicimos en 2007.  

 Llegamos a Tupiza y no reconocíamos nada, está el doble de grande que cuando estuvimos la última vez, todos los turistas que van al salar de Uyuni pasan por este pueblo así que está lleno de hosteles, restaurantes y cafés con los menús escritos en inglés con café expresso y todo, que no es común en Bolivia. Además de que es un hormiguero de camionetas de doble tracción que se usan para llevar y traer a los turistas del salar.   Encontramos una pizzería, que estaba llena de gringos y paramos a comer algo liviano, siempre comemos muy liviano en la ruta, para que no nos agarre modorra.
 Mientras esperábamos la pizza nos tomamos nuestra primera Huari, la Huari es una de las cervezas mas ricas de Bolivia, es buena de verdad, pero como teníamos que seguir viaje tomamos una sola nomás.





La ruta era una mesa de billar, a la derecha se ve la ruta antigua.




Entrando a Cotagaita en 2007, lejos a la derecha viene caminando Moni, como puede verse las condiciones han cambiado mucho en cinco años.  

 A eso de las cuatro llegamos a Santiago de Cotagaita y decidimos parar allí en un hotelito donde habíamos estado en 2007, cuzamos el pueblito, que estaba en plena feria dominical y dejamos la moto y el equipaje en el hotel. Después salimos a mirar la feria del pueblito antes de que se pusiera demasiado fresco.





La gente de las ciudades y los pueblitos cercanos trae sus cosas, frutos y animales para vender.





Herramientas, repuestos, lo que se te ocurra.





Me llamó la atención la "HUNDA"





La feria a toda marcha.





La iglesia del pueblito, arriba, la luna.







 El pueblito estaba enorme, con muchas casas nuevas y en construcción.


 Después de dar un par de vueltas por el pueblito mirando pasar la vida, empezó a caer el sol y a refrescar, así que nos volvimos al hotel a tomar unos mates.  Después cuando se hizo de noche salimos, mas abrigados, a buscar un comedor, antes de que se hagan las nueve y ya no quede nada para comer en ningún lado, en Bolivia si no cenaste para las nueve es mejor que tengas algo con que prepararte un sanguchito.    Nos comimos un pollo a la broster con un par de Huaris. Después de parar en un cibercafé lleno de pibitos chateando y jugando con las computadoras, a bajar las fotos de las cámaras a un pen-drive, nos volvimos al hotel a dormir.

 
   Continuará...



Ver perfil de usuario
HOLA JUAN , LEER TU RELATO ES UN VERDADERO PLACER pig  NI QUE DECIR DE LAS FOTOS ,REALISASTES UN VIAJE REALMENTE ENVIDIABLE scratch  ESPERO PRONTO PODER TAMBIÉN cat  AL MENOS ES MI META. POR EL MOMENTO DISFRUTO LOS VIAJES COMO MÍOS Sad  Y SI BIEN UNO NO COMENTA NADA ES QUE AY VECES NO SE ENCUENTRAN PALABRAS SOLO PUEDO DECIR GRACIAS alien  POR COMPARTIR PARTE DE TU VIDA ,TU AVENTURA ,TU PLACER ,QUE DESDE AHORA PASA ASE NUESTRO Basketball  ,ESTOY DESEOSO QUE SIGAS CON EL RELATO Y SEGUIR ESOS MOMENTOS QUE SOLO MUY POCOS ENTIENDEN. affraid  ESPERO ALGÚN DÍA SALIR Y REALIZAR UN VIAJE SEMEJANTE ACOMPAÑADO DE GENTE DE TAN GRUESO CALIBRE.. Laughing .  TE MANDO UN FUERTE ABRAZO ...FALU...

Ver perfil de usuario
negro falucho escribió:HOLA JUAN , LEER TU RELATO ES UN VERDADERO PLACER pig  NI QUE DECIR DE LAS FOTOS ,REALISASTES UN VIAJE REALMENTE ENVIDIABLE scratch  ESPERO PRONTO PODER TAMBIÉN cat  AL MENOS ES MI META. POR EL MOMENTO DISFRUTO LOS VIAJES COMO MÍOS Sad  Y SI BIEN UNO NO COMENTA NADA ES QUE AY VECES NO SE ENCUENTRAN PALABRAS SOLO PUEDO DECIR GRACIAS alien  POR COMPARTIR PARTE DE TU VIDA ,TU AVENTURA ,TU PLACER ,QUE DESDE AHORA PASA ASE NUESTRO Basketball  ,ESTOY DESEOSO QUE SIGAS CON EL RELATO Y SEGUIR ESOS MOMENTOS QUE SOLO MUY POCOS ENTIENDEN. affraid  ESPERO ALGÚN DÍA SALIR Y REALIZAR UN VIAJE SEMEJANTE ACOMPAÑADO DE GENTE DE TAN GRUESO CALIBRE.. Laughing .  TE MANDO UN FUERTE ABRAZO ...FALU...


Me alegra que no te aburras con mis historias Falu, relatarlas tanbién es como volver a vivirlas, ahí pongo otro poco <img src=


            Saludos cordiales...

                               juan

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 5.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.